En este caso, una comunidad de propietarios aprobó un acuerdo de renovación de los motores del ascensor en el cual se incluían como contribuyentes del gasto a los locales.