<referencia></referencia>

La movilidad es fundamental para superar el déficit de capacidades en la UE

Según el último informe conjunto UE-OCDE, mejorar la movilidad de los trabajadores —su voluntad y aptitud para cambiar de empleo o trasladarse a otras zonas para trabajar— es crucial para las economías europeas.

Se prevé que entre 2013 y 2020 la población europea en edad de trabajar entre 15 y 64 años) disminuya en 7,5 millones de personas. Ante esas perspectivas, la UE debe hacer un uso más eficiente de las cualificaciones de los trabajadores migrantes para mantener su competitividad.

El informe destaca que la movilidad y la migración son factores clave para hacer frente a los problemas demográficos y de competencias en Europa.

Reducir los desequilibrios laborales entre hombres y mujeres y aumentar el número de jóvenes y mayores que trabajan también será esencial para mitigar los efectos del envejecimiento de la población.

A pesar de que muchos países europeos sufren de un desempleo constante y de una creciente reacción adversa a la inmigración, a algunas empresas les cuesta cubrir sus necesidades de personal solo con trabajadores autóctonos.

Hacer frente a la escasez de competencias

Según una encuesta reciente, el 40% de las empresas de la UE tienen dificultades para encontrar trabajadores con el perfil adecuado. Todo apunta a que las necesidades de mano de obra en la próxima década se concentrarán en determinadas ocupaciones de alta cualificación y también de niveles intermedios. Para cubrir la futura demanda, el informe subraya tres respuestas políticas complementarias:

  • fomentar la movilidad laboral en la UE para garantizar un mejor reparto de las competencias
  • integrar mejor a los inmigrantes de fuera de la UE con vistas a un uso más racional de sus cualificaciones
  • atraer a inmigrantes con mayores competencias para cubrir segmentos específicos del mercado laboral de la UE

El informe señala que será necesario eliminar obstáculos para animar a los trabajadores a cambiar de empleo, mejorando las herramientas de adecuación de las competencias, facilitando el reconocimiento de las cualificaciones y ofreciendo formación lingüística adaptada en los países de destino.

Acciones en curso

La UE ya ha tomado medidas para eliminar algunos de esos obstáculos: tiene nuevas normas para facilitar la libertad de circulación y sobre la adquisición y conservación de los derechos de pensión complementaria.

Se han propuesto también otras iniciativas para mejorar la red paneuropea de búsqueda de empleo EURES y controlar el cumplimiento de las normas sobre trabajadores desplazados. La Comisión también ha proporcionado orientaciones sobre la integración en el mercado laboral en sus recomendaciones anuales específicas por país a los gobiernos de la UE.

COMISIÓN EUROPEA.-NOTA DE PRENSA.

Si te ha gustado esta publicación, por favor compártelo con tus amigos y seguidores dándole al botón de Facebook, Twitter o Google +. Gracias!


Tweet