El 82,2% de las compraventas registradas en mayo corresponde a fincas urbanas y el 17,8% a rústicas. En el caso de las urbanas, el 55,7% son compraventas de viviendas.