En este caso, los propietarios de un local comercial solicitaron a la comunidad de propietarios que le exonerasen de contribuir a los gastos de calefacción y mantenimiento de calderas al carecer el local de dicho servicio.