<referencia></referencia>

Pasantías de calidad, un “modelo de referencia” para jóvenes que buscan empleos decentes

En un discurso ante el Congreso Internacional sobre educación y formación técnica y profesional, que se llevó a cabo en Winterthur, el Director General de la OIT, Guy Ryder, puso de manifiesto el papel de las pasantías para resolver el alto desempleo juvenil.

Promover sistemas de aprendizaje de calidad es una prioridad absoluta para la OIT ya que integran a los jóvenes en empleos decentes y ayudan a las empresas a encontrar la fuerza de trabajo que necesitan para el futuro”, declaró el Director General de la OIT, Guy Ryder, en una reunión de alto nivel sobre formación profesional que tuvo lugar en Winterthur, Suiza.

El Congreso internacional está organizado por la Secretaría de Estado para la formación, la investigación y la innovación (SEI) que forma parte del Departamento Federal de Economía, Formación e Investigación de Suiza (DEFI).

El Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se refirió a la necesidad urgente de crear 40 millones de empleos, sobre todo para los jóvenes que se suman al mercado laboral cada año.

Sabemos que necesitamos crear más empleos, y también que es necesario preparar a los jóvenes para los nuevos puestos de trabajo. Es un argumento moral, es una cuestión fundamental de justicia social, y es también una condición indispensable para el crecimiento económico y la productividad”, afirmó.

A nivel mundial, más de 70 millones de jóvenes están desempleados, sin considerar a los NiNi (los jóvenes que no trabajan ni estudian o siguen cursos de formación).

El vínculo con las tasas de empleo

Pero Ryder también tuvo buenas noticias: “Sabemos qué es lo que funciona. Suiza y otros países con pasantías de calidad tienen las menores tasas de desempleo juvenil”.

Ryder indicó que en los países “donde los sistemas de aprendizaje son sólidos, las tasas de desempleo juvenil son inferiores que la de los adultos. Donde los sistemas de aprendizaje son débiles, el desempleo juvenil es generalmente mucho más alto, supera tres o cuatro veces la tasa de desempleo de los adultos”.

En Europa, la tasa de participación en los programas de aprendizaje – calculada por el número de aprendices por cada 1000 trabajadores empleados – es más alta en Suiza, seguida de cerca por Alemania, Austria y Dinamarca.

En los países desarrollados, la tasa promedio de desempleo juvenil se sitúa en más de 18 por ciento, alcanzando 40 por ciento y más en los países más afectados por la crisis económica como Grecia, Italia, Portugal y España.

El Director General señaló que la OIT ha aprendido mucho de los sistemas de aprendizaje exitosos de Suiza, Austria, Australia, Dinamarca, Alemania, los Países Bajos y otros países. Las pasantías de calidad tienen en común algunas características:

  • tratan a los aprendices como empleados en un marco jurídico bien definido, que protege sus derechos laborales,
  • definen los papeles de los empleadores, los sindicatos, las instituciones de formación y las agencias gubernamentales a fin de establecer asociaciones eficaces y desarrollar sistemas de aprendizaje de calidad,
  • garantizan un financiamiento adecuado a través de la repartición de gastos entre lo público y lo privado, así como una remuneración justa para los aprendizajes,
  • y ofrecen posibilidades de “pasantías remuneradas” para las mujeres y los hombres jóvenes en una serie de ocupaciones donde los aprendizajes son una primera elección y una segunda opción.

Los sistemas de aprendizaje no pueden ser desarrollados únicamente por los establecimientos escolares. Los empleadores por sí solos no pueden proporcionar los fundamentos generales y teóricos para el aprendizaje aplicado. Los sistemas de aprendizaje funcionan porque vinculan la formación en las aulas y en el lugar de trabajo, y porque resuelven el problema cuando las capacidades que demanda el mercado laboral no coinciden con las que produce el sistema de educación”.

La OIT colabora con la Cooperación Suiza para el Desarrollo para responder al aumento de interés hacia la información y el asesoramiento político en materia de sistemas de aprendizaje. Suiza además financia el programa SCORE de la OIT para la ‘Promoción de empresas competitivas, responsables y sostenibles’. SCORE es una metodología de formación práctica y de asistencia técnica en las empresas dirigida a mejorar las condiciones de trabajo y la productividad en las pequeñas y medianas empresas (PYME) a nivel mundial.

A nivel internacional, la OIT apoyó el lanzamiento de una Red mundial de aprendizaje, una iniciativa de la Organización Internacional de Empleadores y, a nivel regional, la Alianza Europea para el Aprendizaje lanzada por la Unión Europea en 2013 con la participación activa de organizaciones de empleadores y sindicatos europeos.

El Director General de la OIT dijo que era bueno ver que muchos de los sistemas de promoción del empleo que los países del G20 presentaron en la reunión de ministros del trabajo que tuvo lugar en Melbourne que tuvo lugar en Melbourne a mediados de septiembre incluyeran el entrenamiento y las pasantías como elementos clave. “Los país que invierten en pasantías creen en el futuro y precisan ubicar las educación y el entrenamiento en el marco general de la promoción del empleo”, dijo.

OIT.-NOTA DE PRENSA

Si te ha gustado esta publicación, por favor compártelo con tus amigos y seguidores dándole al botón de Facebook, Twitter o Google +. Gracias!


Tweet