En este caso, una comunidad de propietarios adoptó un acuerdo en el que se aprobaba la instalación de un office y un aseo junto a un solárium por el voto de 24 vecinos a favor y 14 vecinos en contra.